fbpx

Trabajadores del Hospital de Río Blanco exigen respeto a su trabajo ya que fueron despedidos 27 de ellos sin motivo alguno

Xalapa, Veracruz a 22 de septiembre de 2022.- Trabajadores del hospital de Río Blanco exigen respeto a su puesto, ya que fueron despedidos 27, pero los amenazaron con ser sacados con la fuerza pública, esto a pesar de que tenían más de 8 años con contratos indefinidos y que atendieron a pacientes Covid.

En conferencia de prensa exigieron una explicación a las autoridades ya que a partir de este lunes mientras se realizaban las elecciones internas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, el encargado de Servicios Generales ingresó con elementos de la Fuerza Civil y de la Policía Estatal para exigirles que abandonaran el inmueble, ya que no pertenecían a la plantilla laboral.  

Por lo anterior los afectados recordaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió no tocar a los trabajadores en la transición hacia el IMSS Bienestar, pero tres meses antes de que esto ocurra los echaron a la calle. 

El actual administrador de nombre Marco Aurelio Sánchez Murguía y Carlos Galicia, actual administrador del nosocomio, citaron al personal el día sábado para decirles que ya no se presentaran a trabajar, pero a otros los corrieron por Whatsapp, de lo contrario los sacarían con la fuerza pública.

Se trata de camilleros, administrativos, personal de mantenimiento, así como médicos que se quedaron sin un sustento para sus familias. 

Dieron a conocer que el actual administrador del Hospital ya fue jefe de Recursos Humanos el año pasado, pero fue destituido por acoso laboral y hoy la sorpresa fue que regresó como administrador.

«Cada cuatro meses nos daban un contrato, pero el 12 de septiembre nos dicen que llegó un contrato por 15 días, ¿cómo por 15 días, y los demás días?, nos dijeron que eran indicaciones de Xalapa, se le pidieron cuentas al administrador, se negó a darlas» comentaron.

«Nos hicieron firmar un contrato sin fecha de vencimiento, sólo nos dieron unas hojas que el el administrador había firmado, nos dieron un contrato por 15 días, del 1 al 15 de septiembre», agregó Montserrat Ixmatláhuac.

Los afectados explicaron que cuando se da un despido el director debe estar enterado, sin embargo, no sabía lo que estaba ocurriendo.

Finalmente aprovecharon la ocasión para dar a conocer que el hospital está en malas condiciones en cuanto a la infraestructura, además de que siguen sin funcionar los elevadores, a pesar de que atiende a pacientes provenientes de Tehuacán, Puebla y hasta de Xalapa.

A %d blogueros les gusta esto: