fbpx

Colectivo reprochó que la FGE deposita los cuerpos en la fosa común peor que animales

Xalapa, Veracruz a 10 de mayo de 2022.- María Magdalena Calte Hernández, madre de Alfredo Tlaxcalteco Calte, desaparecido en 2010, dio a conocer que la Fiscalía General del Estado (FGE) llega y deposita los cuerpos a la fosa común peor que cuando una persona sepulta a un animalito, no les ponen nombre, ni una cinta canela para tener algún dato de identificación.

Entrevistada durante la marcha que llevó a cabo el colectivo «Buscando a nuestros desaparecidas y desaparecidos Veracruz», que partió del panteón Palo Verde hacia la plaza Lerdo, solicitó a los agentes del Ministerio Público se toquen el corazón para que le pongan a los cuerpos si quiera una cinta canela y se sepa que alguien lo busca.

«Que tengan tantita compasión, ya que los vienen a dejar a la fosa común que les pongan un poquito de empeño y nos los avienten como a cualquier cosa», señaló.

«Porque de veras los ponen… mire, hemos sepultado a unos perritos y tenemos más decencia de sepultar a un gato o a un perro que los que vienen a dejar aquí. Eso sí duele y molesta mucho», agregó.

Dijo que dejarlos en esas condiciones no sabrán las madres si algunos de los que depositan en la fosa común, sea uno de sus hijos o sus hijas.

Al recordar a su hijo Alfredo, dijo que todos los días al llegar le daba un abrazo, le decía, madre ya llegué, o madre vente vámonos, por ello definió que es, no fue, es un gran hijo, un gran padre, un buen esposo, un buen tío, amigo de todos.

Por eso le envío un mensaje si es que él puede verla: «Que lo necesito tanto como él me puede necesitar a mi y si por alguna cosa, lo amenazaron y por algo se fue, que regrese, que aquí está su madre, que siempre lo va a apoyar, en las buenas y en las malas, aquí estaré hasta que Dios me preste la vida y que regrese con toda la confianza», subrayó.

Sostuvo que a pesar de las enfermedades que padece a raíz de la desaparición de su hijo, hoy sigue de pie, buscándolo hasta que lo encuentre.

En este 10 de mayo, María Magdalena preguntó qué puede festejar, porque aunque tenga más hijos, a ella le falta uno y no porque quiera más a uno que a otro, sino porque cada hijo es diferente.

Puso de ejemplo la mano de cada uno de nosotros, que no todos los dedos son iguales, igual los hijos y recordó que en alguna ocasión una psicóloga de la FGE le dijo que tenía más hijos, a lo cual le respondió que a ella le falta uno de sus hijos.

Finalmente Calte Hernández señaló que todos los avances que habido en estos 12 años es porque ella ha aportado datos que ha localizado por sus propios medios, para que la misma Fiscalía investigue.

A %d blogueros les gusta esto: