fbpx

Recorte presupuestal sí afecta a la UNAM: Martuscelli

foto-martuscelli
Ciudad de México, 5 de noviembre de 2016.- El paquete presupuestal para 2017, no contempla un recorte para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), inclusive todo indica que habrá un ligero incremento de 0.5 por ciento directo para la Máxima Casa de Estudios. No obstante, esta institución de todas formas se vería afectada, señaló el doctor Jaime Martuscelli Quintana.

El coordinador de asesores de la Rectoría de la UNAM dijo en entrevista que “gran parte de los ingresos que una universidad pública recibe, lo hace a partir de proyectos de investigación patrocinados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), y el golpe que le han dado a ese organismo es casi de 24 por ciento en su presupuesto, por lo que también habrá un efecto colateral terrible sobre el número de proyectos de investigación y los montos asignados a los proyectos. No hay duda que el recorte presupuestal afectará a la UNAM y a todas las universidades públicas del país”, lamentó Martuscelli Quintana.

“El recorte a las universidades públicas ahora estuvo muy serio, a la UNAM no le fue tan mal, yo no tengo la menor duda de que la Máxima Casa de Estudios se lo merezca. Pero, ojo, no se le puede pegar tan fuerte a otras universidades públicas que hacen un gran esfuerzo por aumentar la cobertura y la calidad”.

Si bien, la constitución política de nuestro país, establece que la educación media superior es obligatoria, la realidad es que 66 por ciento de los jóvenes mexicanos entre 19 y 25 años no tienen un lugar en la educación universitaria. Actualmente la cobertura solo alcanza para proporcionar educación superior al 34 por ciento, comentó el doctor en bioquímica y posdoctorado en la Universidad de Colorado, Estados Unidos.

“Viene un asunto que empezará a complicarse mucho: La obligatoriedad de la educación media superior va a empezar a construir una demanda sobre la licenciatura para la que no estamos preparados, otra vez no hay planeación en México, es claro. Se aprobó una determinación para que haya más egresados de educación media superior y luego qué, no hay a donde mandarlos, no hay espacios en las universidades y seguimos en ese mismo 34 por ciento”.

Es por ello, que el reto más importante al que se enfrenta la educación superior es establecer un programa de muy largo plazo (30 a 40 años) en el sector educativo que incluya por supuesto las tareas de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, argumentó el experto que también se ha desempeñado como director del Instituto de Investigaciones Biomédicas y Coordinador de Innovación y Desarrollo en la UNAM.

“Sinceramente yo estoy espantado, los últimos datos que hay, indican que en el mundo los trabajadores que más invierten horas laborando son los mexicanos. Hay una gran paradoja debido a que nuestra gente trabaja más, inclusive que japoneses, coreanos y de otras naciones. Aun así, el índice de productividad no refleja que seamos superiores a todos los países antes mencionados, el secreto ahí es la educación”.

A principios de los años 70 del siglo XX, Corea del Sur tenía índices de productividad, educación y producción científica, igual o inferior a los de México. En esa época el país asiático decidió hacer un plan a 30 años en educación superior, investigación e innovación. Los resultados son palpables y eso hace que la respuesta sea muy sencilla, se tiene que diseñar un plan de inversión en educación y particularmente en educación superior y posgrado que pueda contender con todos esos problemas, porque si no será difícil poder tener un crecimiento nacional, puntualizó Martuscelli Quintana, quien se desempeñara como coordinador de educación superior y posgrado en el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *