fbpx

La risa ayuda a soportar las dificultades de la vida

Xalapa, Ver. 07/11/16.- La risa, producto del discurso humano, puede tener diversos valores y utilidades, lo mismo ha servido históricamente para que los débiles soporten las dificultades de la vida y los sectores poderosos humillen a los débiles, puntualizó Luis Beltrán Almería, catedrático de la Universidad de Zaragoza, España, durante su intervención en el Simposio “Géneros menores y risa”, inaugurado el jueves 3 de noviembre.

Dicho evento fue organizado por los grupos de investigación Manifestaciones de la Risa en la Literatura Hispanoamericana, del Instituto de Investigaciones Lingüístico-Literarias (IIL-L) de la Universidad Veracruzana (UV), y Genus, de la universidad española.

“Las fronteras de los géneros menores”, fue el nombre de la ponencia impartida por el investigador del Departamento de Lingüística General e Hispánica, quien expuso que en la historia de la cultura occidental, los primeros estudios sobre la risa se han enfocado en establecer una diferencia jerárquica o aristocrática.

En el salón de usos múltiples del IIL-L, Beltrán Almería destacó que los géneros menores de la risa son los del cotilleo y chismorreo, y sobre éstos se asientan otros géneros orales y escritos más complejos, denominados mixtos, como: el chiste, fábula, anécdota y canciones.

También proliferan los géneros del chismorreo y cotilleo vinculados a las nuevas tecnologías como: Facebook, WhatsApp, Instagram, correo electrónico y Twitter.

“El hecho de que puedan acomodarse en la escritura y que lo hayan hecho hasta el punto de ser considerados géneros de la cultura, es un indicio de su trascendencia.”

Luis Beltrán aseveró que los géneros del chismorreo y cotilleo abarcan una amplia gama de géneros del discurso, desde las quejas, burlas y bromas, hasta el noticiario mal intencionado.

Esta variedad les confiere un carácter mixto serio-cómico, sirven tanto para lamentarse como para alegrarse o herir. También permiten establecer jerarquías y alianzas dentro de un grupo, socializan a los individuos, ya que sin estos vínculos estarían condenados a la soledad.

En el otro extremo, explicó, existen los géneros literarios: el chiste, la fábula, el cuento popular, la anécdota, las canciones de celebración, de victorias o bodas. Sin embargo, el cuento tradicional ha sido la estrella de los géneros menores de la oralidad, porque ha sido capaz de adaptarse a las condiciones de la escritura y despuntar entre los géneros literarios de la era moderna, eso es profundamente significativo.

El catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, señaló que los géneros menores de la risa en su versión culta son didácticos y humorísticos, ya que nacen para transmitir saberes o valores tradicionales.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-5-46-21-p-m

“No son sólo géneros para el entretenimiento y debemos sospechar que los géneros orales primarios cumplen la misma función de presentar valores tradicionales, la risa parece encubrir su dimensión axiológica valorativa”.

Entre los géneros menores de la risa en la escritura, los más aceptados han sido los que nacen para la época histórica. La anécdota, por ejemplo, es el primero de los géneros nacidos para tal fin y ha florecido entre éstos de diversas formas.

Su característica más evidente son los personajes históricos y se reduce a un momento y a una frase que a menudo salva una situación comprometida. La anécdota moderna suele ser más compleja, acotó.

El experto advirtió que la lección sobre los géneros menores de la risa quedaría incompleta si se limita a los géneros orales del cotilleo y los géneros escritos didácticos.

Hay un espacio intermedio enormemente productivo que es la canción popular mexicana moderna, un arte que ha formado parte de la tradición. En México, destacan las baladas y canciones festivas, como los corridos de la Revolución Mexicana, que se caracterizan por tener un perfil estético-serio-cómico. “Permiten la combinación de momentos dramáticos, las lamentaciones por la derrota o muerte de Villa o momentos festivos”.

Por su parte, Martha Elena Munguía Zatarain, investigadora del ILL-L, comentó que junto con Claudia Elisa Gidi Blanchet, actualmente coordina el proyecto “Manifestaciones de la risa en la literatura hispanoamericana”.

En coordinación con la Universidad de Zaragoza, decidieron organizar este primer simposio para tratar lo relativo a los géneros menores y la risa.

“La risa es un asunto que nos ocupa desde hace varios años, en sus distintas expresiones, en los textos de literatura hispanoamericana y española, así como la ironía, comicidad y sentido del humor.”

La investigadora dio a conocer que se revisarán estas formas breves y simples que no siempre encuentran fácil acomodo dentro de los géneros canónicos como la novela, el cuento o el teatro.

Destacó la participación de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Université de Pau et des Pays de l’Adour, de Francia, Universidad de Sonora y Universidad Complutense de Madrid.

Las actividades concluyeron el viernes 4 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *