La UNPF exigió al gobierno federal y estatal respeto al derecho preferente que tienen los padres para educar a sus hijos

Xalapa, Ver. 18 de febrero.- Exigen al gobierno federal y estatal respeto al derecho preferente al que tienen los padres de familia de escoger el tipo de educación que habrá que darse a los hijos, así lo señaló el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) en Xalapa, Ignacio Guadarrama Ramírez.


En conferencia de prensa realizada en conocido café del centro de Xalapa señalaron que se han venido realizando los libros de texto educación básica y publica el cuarto de acuerdo a la Secretaría de educación y los grupos LGTB para imponer a nuestros hijos


Refirió que qué desde el año 2016  las reformas han venido realizando a los libros de texto de educación básica, la publicación y difusión de la Cartilla de Derechos Sexuales de Adolescentes y Jóvenes y el acuerdo entre la Secretaria de Educación de Veracruz.


Indicó que en los libros de texto actuales, se promueve la estimulación de los genitales para provocar placer, es decir, la masturbación, como parte de su «desarrollo pleno», ignorando las particularidades de cada niño, su entorno y la adicción que estas prácticas pueden provocar en algunos niños, además de promover la autodeterminación de su vida sexual activa, sin ninguna participación de los padre de familia.


Sé está exponiendo a diferentes tipos de riesgos como son la pederastia, la pedofilia, la violación, la promiscuidad sexual y los embarazos adolescentes, con textos tales como «Es importante que nos sintamos seguros de poder expresar nuestra sexualidad en todo momento y de todas las maneras que queramos o se nos ocurra . sobre todo a quien decidimos querer y las distintas maneras que elegimos para expresarlo».


En otro tema dijo que sé debe de  vigilar el actuar del personal que labora en las Iglesias, esto luego de que en la Iglesia San Martín de Porres, una mujer y su hija  que padece autismo les pidieron que se retiraran del lugar durante una misa para niños.


Recordar que el pasado domingo, comenzó a circular por redes sociales la denuncia pública de la ciudadana Nancy Bucaramanga, quien explicó que su hija empezó a bailar cuando sonó música en la misa, acción que molestó a los feligreses del lugar, los cuales le solicitaron que abandonara el templo. Por lo cual considero que el  sacerdote debe girar instrucciones precisas a los sacristanes o ayudantes de parroquia para que sean respetuosos con la ciudadanía.


Para finalizar indicó que posiblemente hubo un malentendido por lo cual se solidarizan con las personas así como con la mamá de la niña ya que tiene que existir un respeto.

google.com, pub-7315865709621499, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: